Cáncer y contaminación atmosférica

Air pollution

Noviembre 2017.

El pasado 19 de octubre se celebraba el día mundial contra el cáncer de mama, como recordatorio del compromiso de toda la sociedad en la lucha contra este tipo de cáncer.

Se trata de uno de los tumores más frecuentes en las mujeres occidentales, según la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), quien confirma que la investigación sigue siendo la única medida que puede asegurar la curación a largo plazo. Es por ello que anualmente se llevan a cabo múltiples programas de investigación contra esta enfermedad.

Aunque el cáncer de mama no se puede prevenir, sí se le asocian diversos factores de riesgo, como el uso de tratamientos hormonales sustitutivos durante la menopausia, y se recomienda la realización de revisiones periódicas en el caso de determinarse una predisposición genética.

No obstante, no es el único cáncer que afecta a la población, y otros han sido asociados a otras causas de riesgo, como es la contaminación ambiental. Este es el caso del cáncer de pulmón, que ha sido determinado como la primera causa de muerte prematura entre las mujeres de Barcelona por un informe presentado por el Ayuntamiento de Barcelona el 9 de noviembre de 2017.

El cáncer de riñón, de vejiga y el cáncer colorrectal han sido también asociados a la contaminación. El estudio de prevención contra el cáncer publicado el pasado agosto por la revista Environmental Health perspectives [1] ha concretado incluso el tipo de contaminantes causantes de estas enfermedades.

El estudio, desarrollado a lo largo de 22 años, ha tomado como referencia a 60 000 personas adultas estadounidenses. Y la conclusión ha sido la relación de la mortalidad por estos tipos de cáncer a la exposición, en el hogar, a tres contaminantes: PM 2.5 (partículas de 2.5 micras o inferiores), dióxido de nitrógeno y ozono.

Este estudio abre la puerta a toda una futura investigación en este campo, pero al mismo tiempo plantea la necesidad de la aplicación de medidas dirigidas a su prevención.

La contaminación del aire se debe, en gran parte, a la acción humana. Por ello, una de las medidas de prevención debería basarse en la concienciación social, con el objetivo de reducir al máximo la emisión de contaminantes. Entre estas medidas debemos contemplar el consumo de energías y productos no contaminantes, presentes en el ciclo económico, los medios de transporte, pero también en los productos y el mobiliario del hogar.

Asimismo, como forma de prevención directa, existen sistemas de purificación del aire como el de Zonair3d, que nos protegen de la exposición, en casa, en la escuela y en el lugar de trabajo de los contaminantes anteriormente mencionados (PM 2.5, dióxido de nitrógeno y ozono), puesto que su tecnología ha probado una elevada eficiencia en la eliminación de las partículas de hasta 0.2 micras (99,995%) y de los gases tóxicos, como el dióxido de nitrógeno, y una eliminación del 100% del ozono.

Tomar medidas es la forma más directa de luchar contra esta enfermedad, cuya cura sigue siendo una asignatura pendiente. En cualquier caso, como en toda patología, la prevención es la mejor arma para luchar y protegerse, y Zonair3d se sitúa al lado de las personas para mantener su salud y mejorar su calidad de vida.

 

[1] Ambient Air Pollution and Cancer Mortality in the Cancer Prevention Study II. Turner MC, Krewski D, Diver WR, Pope CA 3rd, Burnett RT, Jerrett M, Marshall JD, Gapstur SM. Environ Health Perspect. 2017 Aug 21;125(8):087013.

 

Noticias

Comments are closed.