DIA INTERNACIONAL DEL ASMA

Dia Mundial del Asma 2013

El pasado 7 de mayo se celebró el Día Internacional del Asma, fecha promovida por GINA (Global Initiative for Asthma)[1], una organización que se inició en 1993 conjuntamente con el National Heart, Lung, and Blood Institute, National Institutes of Health en USA y la Organización Mundial de la Salud, y que actúa para aumentar la conciencia del asma y sus consecuencias en la salud pública, así como mejorar el control del asma para reducir el índice de mortalidad por dicha causa.

Durante todo el día y de forma paralela en multitud de países de alrededor del mundo, se realizaron actividades que fueron desde charlas informativas y ruedas de prensa como fue el caso China Asthma Alliance, emisiones de programas radiofónicos tales como ‘Los adultos y los niños pueden controlar su asma’ a cargo del Dr. Alfredo Alberto Trama en Argentina, o movimientos mensuales con diversas actividades de concienciación en USA.

Asma, una enfermedad crónica

El asma es una enfermedad crónica de los pulmones que inflama y estrecha las vías respiratorias; causa períodos repetidos de sibilancias (silbidos al respirar), presión en el pecho, dificultad para respirar y tos. Se trata de una enfermedad que afecta a personas de todas las edades, pero por lo general comienza durante la infancia. Su prevalencia es elevada y en adultos oscila entre el 3 y el 9%, y es más frecuente en los países desarrollados del primer mundo que en los subdesarrollados[2].

Los factores desencadenantes más comunes que provocan síntomas son las infecciones virales, la inhalación de alérgenos (como los ácaros del polvo ambiental, los epitelios de animales, etc), el humo de tabaco, ciertos contaminantes del aire como los gases de combustión de autos, camiones y colectivos. Muchos asmáticos presentan estos síntomas con la actividad física o el deporte, así como luego de ingerir determinados  alimentos, aditivos y ciertos medicamentos.

Los tratamientos disponibles, basados en el uso de corticoides inhalados, son broncodilatadores de acción prolongada y rápida, y antileucotrienos que permiten reducir o suprimir notablemente el impacto de estos estímulos en la vida cotidiana de los asmáticos. Del mismo modo, la doctora Anna Cisteró, Jefe del Servicio de Alergología y Neumologia del Instituto Universitario Dexeus de Barcelona, recomienda el uso de aire puro a través de la tecnología de BUBBLE | PURE AIR para pacientes asmáticos con o sin rinitis[3]; tras estudios realizados, se ha comprobado que realizar sesiones con aire puro mejoran los resultados espirométricos, así como se ha comprobado una disminución de la fracción de espiración de óxido nítrico y, en definitiva, una mejoría en su calidad de vida. Estos resultados abren un camino muy esperanzador para aplicar este método a un mayor número de pacientes, así como una nueva vía para la aplicación de este tratamientos a otras patologías.

Situación actual

Actualmente, según estudios elaborados por GINA[4] se estima que hay unos 300 millones de personas con asma en todo el planeta y su prevalencia sigue en aumento. Se calcula que para el 2025 el número de afectados llegará a 400 millones.

 

 

Comments are closed.