LA DOSIS CONTINUA DE CONTAMINACIÓN AMBIENTAL

El pasado 13 de diciembre el Dr. Javier Roca, Director del Laboratorio del Centro de Medio Ambiente de la UPC, participó en el programa de Radio Asturias “La Buena Tarde”, donde explicó a grandes rasgos cómo nos puede afectar la situación medioambiental actual.
Factores tan habituales como el lugar de trabajo, nuestras actividades diarias, el entorno, la zona urbana donde residimos, etc. son algunas de las variables de las que dependemos. Xavier Roca, destacó que hay personas mucho más expuestas que otras a la contaminación ambiental; gente que trabaja, reside en zonas urbanas y viviendas expuestas a elevadas concentraciones de contaminantes o la población infantil son colectivos mucho más vulnerables a crear patologías relacionadas con la contaminación ambiental.

El efecto de “la dosis continua”, explica Roca, es la razón por la cual los efectos de la contaminación no se notan a corto, sino a medio y largo plazo, dado que la contaminación es acumulativa en el cuerpo. Por esa razón son menos evidentes sus efectos al no haber en muchos casos afecciones inmediatas.

Xavier Roca describe una división de elementos nocivos medioambientales en 2 grandes grupos: partículas y gases. Pudiendo añadir un tercer grupo que se encuentra a medio camino entre los dos anteriores: partículas + gases contaminantes.

Una larga exposición a uno de estos elementos o a la suma de dichos grupos nos haría más vulnerables y nos dejaría más expuestos a crear patologías tipo: problemas cardiovasculares, asma, fatiga crónica, SQM (Sensibilidad Química Múltiple), alteraciones de la fórmula leucocitaria o alergias, etc….

¿Qué podemos hacer?

En primer lugar, sería importante que nos pudiéramos informar del estado ambiental de nuestro lugar de residencia. La información que disponemos es muy local y con un reducido número de contaminantes. En este sentido habría que disponer de datos más representativos y completos. En cambio, si que tenemos más posibilidades de actuar con las normas y la prevención de riesgos existentes actualmente en nuestro lugar de trabajo.

Siempre que sea necesario debemos utilizar los sistemas de protección personal. Y por otro lado, deberíamos regenerar el aire de nuestro hogar con sistemas de ventilación en medida de lo posible así como evitar el exceso de productos químicos, ambientadores, etc.  para conseguir una calidad del aire interior superior y respirar un aire más limpio.

Desconocemos la dosis diaria de contaminantes que respiramos y absorbemos a través de la piel. Disponiendo durante varias horas de un aire purificado ayudamos a nuestro cuerpo a la eliminación de los contaminantes tóxicos evitando un excesivo desgaste.

Estas medidas nos pueden ayudar a largo plazo a conservar un nivel de vida superior, teniendo en cuenta que España (excepto Navarra) es el único país de la UE que no tiene límite de emisión y de inmisión de muchos compuestos tóxicos.

Comments are closed.